Fiebre amarilla. Cinco claves.

[CAMPAÑA DE PREVENCIÓN]

Si pensás viajar a Brasil o al continente africano, ya sea por negocios o vacaciones, deberías leer esta nota previamente. No dejes de consultar a tu médico.

 
¿Qué es y como se transmite?

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados, común en ciertas áreas de África y América del Sur.

El vector es el mosquito el Aedes aegypti, que también transmite el dengue en las ciudades. El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes. Se transmite por la picadura de un tipo de mosquito, que previamente ha picado a una persona enferma y de esa manera se ha infectado.

No todos los mosquitos de la especie transmisora contagian la fiebre amarilla, sólo aquellos que previamente han picado a un individuo enfermo.

 

 

Los síntomas más frecuentes

Los principales son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio. Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves,y aproximadamente la mitad de estos casos agudos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.

 

Consecuencias de la expansión

El número de casos de fiebre amarilla ha aumentado en los dos últimos decenios debido a la disminución de la inmunidad de la población, la deforestación, la urbanización, los movimientos de población y el cambio climático.

¿Cómo se producen las grandes epidemias de fiebre amarilla?

Cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

 

 

Brasil está en plena alerta epidemiológica. Las áreas geográficas incluidas en las recomendaciones de vacunación son los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía (incluyendo las populares Salvador de Bahía y Praia do Forte).

Aún no se pide la vacunación para aquellos que viajen por tierra o vía área a la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina, Río Grande do Sul y permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje. Sin embargo estos estados registraron casos en las últimas semanas: 31 en Santa Catarina, 65 en Paraná y 21 en Río Grande del Sur.

¿Cómo prevenirse?

Con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Se puede colocar a partir del año de vida junto al resto de las vacunas. Para personas mayores de 60 años debe evaluarse la necesidad real según exposición a área de riesgo: de hecho muchos médicos la desaconsejan.

La protección de la vacuna comienza 10 días después de la aplicación. Una sola dosis es suficiente para dar inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo.

 

Fuente: Clarin.com/sociedad

Podes recomendar o seguir nuestros post:
 

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *